Es el fin

12 12 2010

Algún día tenía que llegar, y ese es hoy. A estas horas estoy volando desde Luxemburgo a Madrid. Y eso quiere decir que la segunda parte de las aventuras germano-luxemburguesas toca a su fin!

Hace casi un año, el 23 de Diciembre de 2009, escribí un post similar en el que me despedía, resumía mis experiencias, y planteaba el futuro. Y creo que es el momento de repetir…

Al contrario que hace un año, esta vez no ha habido factor sorpresa. Regresé a zona amiga, Trier, ciudad que me encanta por todo menos su Invierno. Allí me reencontré con caras conocidas, como Rafa, Marián, Carlos, Oscar, David, Ainhoa, Edurne o Nil, que incluso me acogió en su casa ni más ni menos que un mes y medio. Y además conocí nueva gente, como Fran, Ariadna o Núria! Además, por Luxemburgo seguía la otra parte de la Spanish Mafia: Fran, Luis y muchos más, con los que he compartido grandes momentos! Y siempre pensaré que alguno más llegará!

Pero en cambio ha habido nuevos alicientes. El principal, el que Marijose se viniese una temporada a Trier. Y la verdad es que ha merecido la pena! Hemos viajado bastante, solo o con amigos, yendo desde Bruselas a Budapest! Ojalá hubiese durado más, pero bueno, intentaremos prolongarlo ya al Sur de los Pirineos…

Y también he recibido visitas. De hecho este año ha sido una pasada! Los primeros fueron Dani y Rcío, que sobrevivieron a mi mudanza! Luego siguieron muchos otros. Intentaré mencionar a todos, pero pido disculpas anticipadas por si se me escapa alguien: Javi, Jacinto, Pablo, Iván, Elena, Julián, Conchi, Javi, Cecilia, Pablo, Martín, José, Javi, Alfonso, Pablo-brazo, Laura, Ana, Virginia, … en fin, un montón! Y eso sin contar con nuestras familias, que vinieron a visitarnos! A todos, gracias!

Trier de Nnoche

Adiós Trier!

Y ahora llega el futuro… la primera pregunta sería.. ¿Volveré? No lo sé, pero esta vez mi intuición dice que esta vez no, al menos a la empresa para la que trabajaba. Como turista, volveré seguro, pero nunca en Invierno. La mejor época para visitar Trier es la segunda quincena de Julio, así que por ahí irán los tiros… Who’s in?

No es mi especialidad el despedirse, y nunca lo será. Parte de mi vida se queda aquí, y cuando quiera recordarla quedará este blog para leer y reirse de viejas historias. A todos los que habeis estado leyendo esto, os doy las gracias. En el fondo los lectores para los blogs son como la gasolina para un coche, así que si he llegado hasta aquí es gracias a vosotros!

tschüss!

Tschüss!

Danke Schön! Auf wiedersehen! Tschüss!

PS: Feliz Navidad!





Bruselas

19 09 2010

Si la península Ibérica tiene la forma de una cabeza, y la de Italia parece una bota, Luxemburgo tiene que ser algo así como el corazón de Europa. Y tanto que está en el medio, como que te puedes coger un tren, y plantarte en dos horas en París, en tres en Zurich, o también en Bruselas en menos de tres horas. Y eso fue lo que hicimos el fin de semana pasado, ahí es nada!

El motivo no fue otro que una nueva visita. En este caso de Julián y Conchi, llegados desde el mismísimo Aluche para conocer esta tierra, a camino entre Francia, Bélgica, Holanda y Alemania. Durante la semana ellos hacen las excursiones que recomendamos habitualmente: Trier, Luxemburgo, Cochem, Saarburg, etc. pero los fines de semana es cuando tengo tiempo para acompoañarlos, y me gusta ir a sitios donde aún no haya ido desde Luxemburgo. Ellos tenían ganas de ir a Bruselas, y por nuestra parte no hubo mucho más que añadir :-D

Así que el Viernes, al salir del curro, agarré el coche, lo dejé en el P+R de Kirchberg, y ahí me cogí el autobús 18 dirección la estación de Luxemburgo, donde me esparaba Mj para coger el tren de las 17:20 con destino Bruselas! Y a eso de las 20:15 estábamos allí. Aún habiendo ido hace 3 años, recordaba perfectamente algunos lugares. Tanto que llamamos a Julián, que habían ido por la mañana, y nos dijeron que estaban en la Grand Place, y yo directamente sabía como ir, sin mapas ni ná de ná! Llegamos a la plaza, nos volvimos a quedar con la boca abierta de lo chula que es, echamos mil fotos, y nos fuimos a ver el Manneken Pis. Y ya de paso aprovechamos para tomarnos la primera delicia belga: Un señor gofre con nutella! Ñam!

Gofre con nutella

Gofre con nutella

Luego seguimos andando para que ellos acabasen de ver el centro y nosotros recordar la excursión de 2007, hasta que se hizo de noche y el estómago nos rogó algo de comer. Y como no, había que comer algo típico y de temporada: Moules frites, o lo que es lo mismo, mejillones con salsa y patatas fritas, regado con una buena cerveza belga. Aún lo pienso y me pongo a salivar como el perro de Paulov ;-P. Después, en un pequeño callejón nos encontramos un bar mítico: el Delirium Tremens, con sus 27 grifos de cerveza, entre los cuales vi una vieja conocida: ni más ni menos que la mítica Chouffe con sus 10,5 grados y su fulgor en la cabeza según la vas tomando! Y por supuesto que una cayó, pero luego la gente se temía lo peor, y prefirió tomarse una Leffe en una terraza de la Grand Place. Después ya era lo suficientemente tarde como para irse al hotel, ellos porque se habían pateado todo Bruselas, y nosotros porque desde las 7 de la mañana estábamos danzando!

En el atomium

En el atomium

Ya al día siguiente la estrategia era clara. Primero ir a visitar el Atomium, que hace 3 años nos quedó pendiente. Personalmente, no recomiendo entrar. Es caro y la visita no merece la pena. Es mejor hacerse la foto desde abajo. Y depsués fuimos a ver la mini Europa. Un parque repleto de maquetas de los edificios más representativos de Europa. Y curiosamente había uno que vemos todos los días…la Porta Nigra! Hace tres años nos hicimos la foto, y no teníamos ni idea de que era… ahora la vemos con otros ojos! :-D

En la mini porta nigra

En la mini Porta Nigra!

Después solo nos quedó tiempo para comer en un Quick, irnos a comprar chocolate a la Grand Place, y coger un tren de vuelta a Luxemburgo! Y después teníamos que ir a una fiesta en casa de Fran! Tras zamparnos unos bocatas en casa y echarnos unas risas con los videos de Youtube, nos fuimos para allá con nuestras cervezas (algo muy alemán… yo te invito a una fiesta, pero traete tu bebida!) pero aguantamos poco porque estábamos muertos! Pero mereció la pena!

Y para finalizar, como viene siendo habitual, un señor codillo en Zum Christophel, donde ya me tienen fichado. El otro día fui a reservar mesa para 4, y la mujer que me tomo nota me adivinó lo que quería comer, e incluso hasta la mesa donde me quería sentar … ya me da reparo ir, pero es que el codillo es el mejor de la ciudad!!!!





Campeones (Wir sind die Weltmeister) !

13 07 2010

Suena el pitido final. Los españoles huidos a Luxemburgo para evitar altercados saltamos, nos abrazamos y hacemos la conga mientras un DJ pone una versión de “Que viva España” un poco pasada de tuercas. España está en la final del Mundial! Parece que por una vez se cae el mito de que España nunca hace nada, y solo con pasar de cuartos deberíamos darnos por satisfechos. No, esta vez es la final, y lo primero que pienso tras celebrarlo con la Spanish Mafia es dónde voy a ver la final. Y la verdad es que no me compliqué mucho. Al poco me acerqué a Rafa y le dije “Tío, el Lunes no voy a trabajar… voy a ver la final en Madrid!”. Realmente no soy tan freak de haberme comprado un billete sólo para ir a ver la final a Madrid. Lo que realmente sucedió es que tenía un billete comprado antes incluso de volver a Luxemburgo, pero la vuelta era el Domingo. Ni el pulpo Paul lo hubiese tenido tan claro. Así que compré un billete solo de ida de Madrid a Frankfurt-Hahn el Lunes para ver la final en casa… qué nervios…

Celebrando clasificacion a la final

Estamos en la final!

Y el Viernes, tras ver el veredicto del pulpo en directo a través de la web del Marca (hay que ver lo mal que estamos para ver a un $%& pulpo comerse un mejillón en directo) y comer con Rafa, Marián y Carlos cogí el coche y me fui a Trier, donde me cogí el autobús que me llevaba al aeropuerto… y de ahí a España! La verdad es que era un fin de semana para haberlo aprovechado en Alemania. Uno no está a 35 graditos y solazo todos los días.  Pero bueno, este fin de semana en España tenía más alicientes. En la parada del autobús me encontré con dos Erasmus que volaban también a Madrid, y me contaron que el día de la semifinal tuvieron que volver escoltados por la Polizei a su residencia de estudiantes, porque salieron a celebrarlo y estaban muy calientes… hasta salieron en las noticias!!!!

Altercados en el centro de Trier

Hinchas frustrados provocan altercados en el centro de Trier

Así que tras una hora de retraso y dos horas de vuelo de las cuales dediqué la mitad a decirle a un tipo de Mainz dónde estaban los sitios de tapas y donde se toma el auténtico chocolate con churros a 45 grados de temperatura aterrizamos en Madrid. Esta vez vino a recibirme al aeropuerto Marijose. Estaba ella toda mona en la puerta 2 esperándome, pero decidí salir por la 1 para darle la sorpresa :-D. Luego cogimos el metro y nos bajamos hasta Aluche. Y fue casi dejar la maleta y salir a tomar unas cañas y unas raciones con sus amigos… España es vida!

Lo que es el fin de semana hasta la hora del partido se resume rápido. Rebajas en el centro, paseo por el barrio, cañas y copas con amigos, y dormir poco. No tanto porque haya salido mucho, sino por el calor insoportable… será este el primer requisito para optar a la nacionalidad luxemburguesa? Dios nos pille confesaos’!

Pero llegó el Domingo. El día de la final. Como yo me pongo tan nervioso, prefiero refugiarme en casa a ver el partido tranquilo, y ésta vez fuimos al ático de mi hermano a verlo, previo baño en su piscina :-D. Patatas, berenjenas de almagro, nachos, cervezas alemanas (aunque lo ideal eran las Mahou cinco estrellas) y cocacolas. Todo listo para el partido. Podría hacer un resumen futbolístico, pero seguro que a estas alturas estareis hartos de haberlo visto en la tele o leído en los periódicos. Pero creo que resumiendolo en que España quería jugar, Holanda quería cargarse a alguno, y que tuvimos hasta coña de no haber llegado a los penaltis dice bastante… pero que no me quiten que el gol lo metió uno que se llama Andrés y que es Castellano-manchego….Inieeesssta!!!

Celebración campeones 2010 Puerta del Sol

Celebrńdolo en la Puerta del Sol!

Así que tras ver a Casillas levantar la copa del mundo, nos fuimos Marijose y yo en Metro desde La Gavia hasta Sol. En cada una de las paradas se iba subiendo todo tipo de fauna madrileña con vuvuzelas, las caras pintadas, haciendo ruido y cantando los clásicos “España, entera, se va de borrachera!”, “Yo soy español, español, español!” o la novedosa “Nuestro portero, se folla a Carbonero!”. En fin, i+D de los cánticos… al llegar a Sol el ambiente era impresionante. Gente por todos lados, cantando, haciendose fotos, y entre medias chinos vendiendo latas de cerveza, ideales para ir refrescando la gargante. “Eh, cuanto cuestan?1 euro cada una. Pues ponme dos! Viva España!“. Así acabó la frase el chino, pero debía ser porque estaba haciendo el negocio del siglo. Y así, subiendo por la calle Preciados hasta Callao, bajando la Gran Vía hasta Cibeles, subiendo hasta la Puerta de Alcalá, y durante todo el recorrido intentando localizar a alguien para celebrarlo juntos fuimos viendo a todo tipo de frikis. Desde los que iban disfrazados, hasta los que se subían a los coches, o los que reivindicaban la figura del pulpo… pero debe ser que algo tiene! Lo peor de todo fue el regreso a casa. El servicio de radio taxi no funcionaba, y acabamos andando desde la Puerta de Alcalá hasta la Glorieta de Pirámides hasta que encontramos un taxista… hablando con el taxista, que era sudamericano, me dice que se extrañaba de que no fuese borracho. Y va y me dice que él incluso se ha tomado unas cuantas cervezas viendo el partido con su novia y unos amigos. No sé si iba borracho, pero si el taxista se presenta así es mejor huir… :-D

fans del pulpo Paul

Pulpo Paul! Pulpo Paul!

Y el Lunes, homenaje a la prensa, a leerse todos los periódicos y verse todos los programas de televisón, hasta los de prensa rosa…por cierto pedazo de beso que le soltó Casillas a la Carbonero… luego, mientras la gnete se iba al centro a celebrar con los campeones, yo iba en metro al aeropuerto. La gente estaba pegada a las televisiones que había dentro de la terminal, pero no era para menos… por primera vez somos campeones del mundo!!!!





Sobredosis de visitas

27 06 2010

Se han hecho esperar, tanto el buen tiempo como las visitas. Y de repente, en la última semana de Junio se han juntado los dos. Por una parte tenemos muy buen tiempo, hasta el punto de que hoy por ejemplo hemos superado los 30 grados. Y por la otra, se podría resumir en que no he tenido una, ni dos, sino 3 visitas en una semana! Así que estamos batiendo todos los récords…

En la fiesta nacional de Luxemburgo

En la fiesta de Luxemburgo!

Tras ir a Madrid a pasar el fin de semana con la familia y amigos, dar una vuelta por los madriles, y además ir a un concierto en el Circo Price para celebrar el día de la música, regresé a Frankfurt-Hahn el Lunes por la noche con la mente puesta en una semana intensa rodeada de amigos que vienen de España. Con todo esto, y tras ir a currar el Martes, me fui a recibir a Javi, que en su ruta hacia el mundial de fútbol en Suráfrica decidió que la primera etapa debería ir desde Jerez hasta Trier para visitarme por tercera vez. Todo por 15 euros con Ryanair. Así que a las 6 de la tarde llegó a la Verteilerkreis, y yo un poco apurado también llegué a tiempo. Tras llegar a casa a dejar su macuto, nos fuimos para Luxemburgo, pues ese mismo día comenzaban los festejos por la fiesta nacional. La verdad que el centro estaba espectacular. Chiringuitos, Djs y grupos de música en la calle hasta las 6 de la mañana, y muchísima gente, que eso también es raro. Por allí nos encontramos con Nil, y también con Carlos, que venía con Gana y Törsten, una pareja de Americana-Ucraniana-Argentina y Alemán que conocí cuando el atleti jugó la final de la Europa League. Y por ahí estuvimos, tando unas cervezas, dando una vuelta, y viendo unos fuegos artificiales espectaculares que estaban lanzando desde Pont Adolphe. Después, y tras soportar todo el tumulto que había por la calle, nos fuimos a casa, que la jornada había sido intensa.

Fuegos artificiales en Luxemburgo

Fuegos artificiales en Pont Adolphe

El Miércoles me digné a enseñarle Trier a Javi, que tras tres veces que me visita era hora de enseñar la ciudad. Así que nos fuimos para el centro y vistamos Porta Nigra, la catedral, las termas imperiales, y todo el centro, intercalando con algún descanso aderezado con una cerveza y un café. Todo con unos estupendos 26 graditos de temperatura :-D. Luego por la tare nos fuimos al Trier Arena a ver el partido de Alemania, con el mismo ambiente del partido contra Australia, y nosotros queriendo que ganase Alemania para poder seguirlos viendo, y también Ghana porque nos caía simpático. Menos mal que al final se clasificaron los dos para octavos de final. Despúes, al llegar a casa, Javi me pasó las fotos que había hecho y se durmió, pero yo me quedé esperando a la siguiente llegada. Dani y Rocío venían desde Madrid, y si todo salía bien a las 00:30 estarían en Trier. Pero no salió bien, y tuvieron que coger el siguiente autobús que les dejó en Trier a las 01:45 de la madrugada. Y allí estaba yo en la rotonda para recibirles. Llegamos a casa, le preparé un sandwich a Dani y nos fuimos al sobre que el día ya no daba para más.

Cervezaca bitburger

Abrazando la cerveza

Lo malo de las visitas es que también conllevan despedidas, y eso es lo que hice el Jueves nada más levantarme. Llevé a Javi a la estación de tren, pues tenía que coger un tren destino a Colonia para desde ahí coger otro a Amsterdam, su segunda parada rumbo a Sudáfrica. Y yo con pena y a la vez dientes largo, le despedía y me fui corriendo, pues Nil me llamó diciendo que la grúa se había llevado su coche y que si le llevaba a la comisaría de Policía. Tras solucionar el asunto, volví a casa a recoger a mis nuevos visitantes y llevármelos a Cochem, que sé que esta es una visita que siempre triunfa. Visitamos el castillo, comimos, y fuimos regresando a Trier yendo por la orilla del río Mosel, visitando además Bernkastel-Kues. Por la tarde, nos fuimos a un Biergarten a ver el partido de fútbol de Dinamarca y tomarnos una cerveza y comernos un Fleischkäse. Luego, al volver a casa, estuvimos tomando unas cervezas y hablando un poco hasta las 2 de la mañana. Y menos mal, porque le Viernes tenía que ir a currar…

Portugueses celebrando clasificación Mundial

Celebrando la clasificación de Portugal!

Y después del trabajo me fui a Luxemburgo a buscarles, pues el Jueves les compré unos billetes de tren para que se fuesen a visitar la ciudad. Y en la Place de Paris me los encontré, viendo a Portugal clasificarse para octavos, y viendo a los portugueses que viven en Luxemburgo celebrarlo corriendo por la Avenue de la Liberté y colapsando el tráfico de la ciudad. Quería hacerles fotos, pero Dani me dijo que mejor que no, que son como gitanos, así que guardé mi cámara y nos fuimos :-P. Tras llegar a casa, Dani se puso su camiseta de España y yo la mía, y nos fuimos a Laola a ver el partido con Nil, Joan y Fabrizio. Y tras quedarnos tranquilos viendo como España se clasificaba para octavos, nos quedamos en casa tomando unas birras, viendo videos en youtube hasta que la siguiente visita llegase. Y a eso de las 00:45 llegó Marijose desde Madrid, que se había animado a venir a Trier a pasarlo con nosotros. Además, este fin de semana se celebra la fiesta de Trier, la Altstadtfest, así que el centro estaba lleno de chiringuitos y escenarios. Lo malo de todo esto es que cuando llegamos ya no había nada. Alemania no mola en ciertas cosas. Menos mal que allí estaban Nil, Joan y Nùria para alargar la noche. Y hasta casi las cinco se alargó entre cervezas, vinos, y más cervezas en el Zapotex. Lo malo de todo esto es que a las 10 había quedado con el casero para que a las 10 me diese las llaves de mi nueva casa, y tuve que levantarme a las 8. Y para más Inri, tras llegar a las 10 me dice que hasta las 12 no me da la llave, manda huevos…

Así que nos volvimos a casa sin la llave, y nos fuimos con Dani y Rocío a visitar Trier, dar una vuelta por el centro, y parar en Zum Christophel a comernos un codillo como Dios manda, y que con todo el calorazo que hacía nos mandó directos a casa a echarnos la siesta. Pero los que vienen de visita me piden probar cosas típicas, así que este es el precio a pagar. Cuando nos despertamos, recogimos todas mis cosas e hicimos la mudanza a mi nueva casita, compramos cosas en el súper de al lado, y nos tomamos unas cervezas fresquitas en el jardín, que definitivamente me va a dar mucha vida estos meses de Verano :-D. Por la noche, volvimos a la Altstadtfest, para tomar más birras, comernos algo típico, en este caso un Flammkuchen, y encontrarnos con Sabine, mi ex-compañera de piso, y Alex, su marido. Hablamos un rato y quedamos en vernos pronto. Mientras, Dani y Rocío fueron al servicio, de pago, regentado por un mendigo, y pensaron que había que depositar la moneda en el vaso que sostenía. Se equivocaron, el vaso que tenía en su mano era de vino, y tras darse cuenta huyeron como cobardes de él :-D

Tomando una cerveza en el jardín

Brindando en el jardín

Y hoy tocaba despedidas. Paseo por el centro para tomarse un helado, que no es algo típico pero que en Alemania están buenísimos, comprar el pan, comernos en casa unos macarrones y salir para el aeropuerto. Allí nos despedimos y yo me vuelvo para casa a ver el final del Alemania-Inglaterra y ordenar las cosas en mi nuevo piso. Teniendo ya las llaves de mi casa, y en Julio todo el mes libre…¿No se anima nadie a hacerme una visita?





Tengo calor!

24 05 2010
Trier soleado

Trier soleado, amazing!

Increíble, pero cierto. A finales de Mayo y en Trier estamos a más de 30 grados! La semana pasada tuvimos unos cuantos días de frío y lluvia, y de repente se pone a hacer un calor que te torras! Pero no es para ilusionarse, en una semana volveremos al frío y la lluvia casi seguro. De momento ayer lo aproveché yéndome a la orilla del Mosel a leerme un libro que me ha prestado Rafa, y por la noche de fiesta, que hoy es Pentecostés y no se trabaja. Aún así no quiero que penseis que aquí no se trabaja, pues este es el penúltimo día de vacaciones en Luxemburgo. Pasada la fiesta nacional (23 de Junio) deja de haber festivos… y no sabeis lo que eché en falta el año pasado el puente de la Constitución!

Lila Downs Luxemburgo

Lila Downs en Luxemburgo

Este fin de semana ha estado dedicado a la música. Durante la semana pasada Nil me comentó si me apetecí ir al concierto de Lila Downs, una mexicana con una vozarrón que cantaba rancheras, mestizaje, o lo que se eche en cara. Tras pensármelo un rato, y hacerme con su recopilatorio acepté. Así que el Viernes, directamente  desde el curro salimos a Luxemburgo, a donde todavía no había ido desde que llegué. Como de costumbre, aparcamos en la Place de Metz, una plaza literalmente pegada a Pont Adolphe, es decir en pleno centro, y en la que siempre se pilla sitio para aparcar. De camino nos tomamos una birra en una terraza de la Place de Paris y luego ya directos al Atelier, ya que el concierto empezaba bastante pronto, a las 20:30.

En la sala había mucho mexicano, aunque también era bastante variado. Nil y yo nos estuvimos riendo de uno perroflautas que había a la entrada tocando un instrumento muy raro y bebiendo mate. Y ya para colmo cuando entraron dejaron de beber mate para tomarse una copita de champagne. El concepto de perroflauta en Luxemburgo es distinto, definitivamente. El concierto, muy bien. La señora Downs canta de lujo, y llevaba una banda bastante apañada, llevaba un arpista-violinista-ukelelista muy muy bueno, y también un tío que se encargaba de los vientos. A tener en cuenta…

Al salir del concierto nos fuimos a Place Guillaume, porque este finde habá un festival de música sureña de Estados Unidos en pleno centro. De camino paramos en un kebab, donde intente probar una cosa nueva que se llama Böfka. El concepto es interesante: un bollo de hojaldre relleno de carne y queso. La realidad es muy triste: mucho hojaldre, poca carne, nada de queso. Desrecomendado. Para colmo cuando llegamos a la plaza ya no había nada, solo cuatro gatos de chachara agotando sus cervezas. Pero daba igual, el Sábado ibamos a volver, ya que había quedado con Rafa, Marían, David, Ainhoa y Carlos en pasarnos para ver algunos conciertillos.

Festival New Orleans Luxemburgo

No se si estaban de despedida de soltero...

Así que el Sábado, tras perrear toda la mañana y ir a hacer la compra por la tarde, salimos dirección Luxemburgo. Volvimos a dejar el coche en el sitio comodín y fuimos al centro, que está a 5 minutos andando. Llegamos justo al concierto de un grupo de Dixie, y tras pillar una birra, localizamos el banco donde estaban Rafa y los demás. Nos sentamos, y estuvimos hablando, bebiendo más cerveza, y comiendo mazorcas de maíz, arroz con gambas, costillas y chorizos estilo Nueva Orleans hasta eso de las 23:45 que acabó la jornada del festival.

Después teníamos que esperar a Núria, que ha encontrado curro en un restaurante de Luxemburgo. Es mejor no pensar esto, pero siendo “Jefa de sala” (como un camarero más o menos) en un restaurante de Lux se gana un pastizal! Así que ella está la mar de contenta. Mientras salís nos fuimos con Michele, José y su novia Patricia a tomar algo a El Compañero, o como José dice O Companheiro, ya que todos los camareros son portugueses (los portugueses son la comunidad más numerosa de Luxemburgo, llegando casi al 20% de la población total del país). Finalmente a eso de la 1:15 nos llamó Núria que había salido, y nos fuimos a buscarla al Boulevard JFK, que es donde está su curro. La idea era llegara Trier y salir, porque yo conducía y llevaba ya un buen rato a base de cocacolas, pero al llegar a Trier me entró la perra y preferí irme a casa a  sobar…

El Domingo por la mañana lo dediqué a la limpieza. Limpié el baño, pues era mi turno, y después recogí algo de ropa que dejé tendida el día anterior. Luego me instalé Windows 7 en el portátil, y esto también es limpieza, puesto que Windows Vista e una auténtica basura. Todo esto mientras Nil se curraba unos muslos de pato cocinados en su propia rasa y unos espárragos-polla que compramos para catarlos. Y están muy buenos, por cierto. Después, con el buen tiempo que está haciendo, me fui con un libro al centro. Primero a tomarme un cafelito en una terraza, y luego a la orilla del Mosel a leer, como he dicho antes. Ya luego por la noche, adivinad qué, más música. Había una fiesta con DJs en organizada entre varios locales de la ciudad. En una sala había Hip-hop, en otra techno, en otra R’n’B  y en otra electrónica un poco más desfasada. Así que pillamos la entrada y fuimos de tour por todos los locales. Me quedo con la electrónica desfasada, y no se si esto quiere decir que mi gusto musical se está volviendo muy chungo… cuando salimos del Forum, el último al que fuimos, eran más de las 4:30 y ya estaba amaneciendo. No está mal esto de anochecer a las 21:30 y amanecer a las 5. De camino a casa Nil quiso pillar un kebab, pero dentro del que localizamos abierto se armó una gresaca entre dos teutones y preferimos seguir. Luego en casa se metieron un plato de pasta, mientras yo le decía a Rafa que me rajaba en lo de ir a hacer senderismo hoy a Echternach. Por supuesto no me quedé a ver el final de Lost, y me da hasta pereza ponerme a verla desde el principio. De momento me estoy entreteniendo con How I met your mother.

Y hoy Lunes, Petecostés, más calor que nunca. He puesto una lavadora con mi ropa, y estoy escribiendo esto. Nil me acaba de escribir por skype que ya está arriba, y en breve nos vamos a poner a cocinar unos calamares a la plancha… hoy me gustaría volver a ir a leer al río, pero estoy un poco muerto. Ya se verá…





El altar

7 05 2010

Primer (o segundo, según se vea) día de curro luxemburgués. Conozco la empresa, sus instalaciones, el grupo de trabajo, y el maravilloso pueblo donde se ubica todo. Así que para el primer día fui con Nil al curro, cogiendo la autopista dirección Luxemburgo. Todo en los dos días que llevo está siendo un flashback. Parece como si nunca me hubiese ido. Conozco a la gente que se menciona en las conversaciones, sé lo que sucede en algunos asuntos, en fin… estos cuatro meses parece que he seguido trabajando aqui, pero no, ellos se han muerto de frío, y yo no :-D

Así que llegamos a Betzdorf, y Nil se va a currar, mientras yo voy a la recepción, y le digo al segurata que es mi primer día de trabajo. Según le digo esto el tío se me queda mirando y me dice “¿Seguro que es tu primer día?” Antes lo cual le tengo que explicar que no, que es mi primer día de trabajo de 2010, y que necesito una tarjeta de entrada. Me da una tarjeta temporal, y me dice que luego me llamara para hacerme la foto de la tarjeta. Se ha quedado con mi cara.

De camino al edificio donde trabajamos me encuentro con Carlos. Nos saludamos, y nos vamos a tomar un café. Me pone al día de su curro, y yo le cuento como llevo la búsqueda de casa. Ya he visitado 3 casas y de momento no tengo nada, os lo contaré en alguna historia. Estuvmos 5 minutos fuera tomando café. Aquí todavía hace un frío del carajo. Incluso el día que llegué, al salir de la terminal de Luxemburgo, ví gente con gorros!!!

Llegó la hora de dejar de vaguear y ponerse a currar. Eran las 9:30, y en el pasillo no había nungún despacho abierto. Vaya, yo soy el madrugador, quien lo diría. Al poco empieza a aparecer la gente. Ray, Thomas, Didier… y Fabien, mi jefe de proyecto. Cuando llegué a mi sitio me encontré la misma silla, la misma mesa, los tres mismos ordenadores, las dos mismas pantallas,los mismos bolis mordidos que deje, y hasta los post-it con notas que se me olvidó retirar em Diciembre!!! Incluso en la pizarra que tengo estaban todavía mis garabatos!!! Ante todo esto Fabien solo puede decirme “Es un sitio sagrado, y tu mesa es como un altar”. Hay que joderse…solo faltó que al plantar la mano en el ratón se levantase una nube de polvo…

El altar de Betzdorf

El altar

Luego vino Rafa, nos damos la bienvenida, y salimos a tomar otro café. Y parece que no me he ido a ninguna parte. La misma gente, saludos en luxemburgués, la misma comida, y el mismo mal tiempo. Pffff… flashback.





El Regreso

4 05 2010

Pensaba que alguna vez me tocaría volver a Luxemburgo, quizá no a trabajar, pero sí como turista a visitar a los amigos que se quedaron. Pero nunca pensé que fuese a suceder tan pronto. Tan sólo han pasado cuatro meses y ya estoy aquí, y además vuelvo para currar, en lo mismo que antes, y desde el mismo punto. Podría interpretarse como que dejé los deberes sin hacer y tengo que recuperar :-D
Así que aquí estoy, en un avión de luxair, como en Enero de 2009, con destino Luxemburgo. En cuanto aterrice me cogeré un taxi y me iré a Trier, donde Nil me deja quedarme en su casa, que antes era mía, por una temporada hasta que venga su novia. Todo un detallazo por su parte, puesto que esto es mil veces mejor que irse al Hilles Hostel donde vive gente muy rara y además no tienen wifi. Después tengo que buscar casa, aunque ya tengo algo medio apalabrado. Es más pequeño, más caro, y más cercano al centro, pero el tío habla inglés y me da bastantes facilidades. Así que por esta parte voy un poco más tranquilo…
¿Y qué es lo que hecho en estos cuatro meses? Pues lo primero, disfrutar en la medida de lo posible de la familia y los amigos, pero no todo lo que quisiera. En España los días se me han ido entre el curro y el transporte al curro, y los fines de semana si que he salido bastante. La vida nocturna española da vueltas a la centroeuropea. Además, en Semana Santa me he pegado un señor viaje de 15 días por Centroamérica, concretamente por Guatemala, Belice y Sur de México. Estuve escribiendo un poco en un blog que mantuvimos javierly y yo. Y creo que los primeros días de mi estancia en Trier los dedicaré a escribir un poco más. Más vale tarde que nunca. Eso sí, os recomiendo que vayais! Una naturaleza espectacular, toda la cultura maya, y sus gentes bien merecen la pena una visita.
Y además de todo esto he sido tío. Uno de mis hermanos ha tenido una niña que se llama Andrea y que parte el bacalao. Ya le he pedido que me mande fotos cuando pueda, porque cuando vuelva a verla en un mes y medio lo mismo ya no la reconozco. No sabeis lo rápido que cambian los niños pequeños.
Resumiendo. Hace un año vine con bastante miedo, y ahora vengo bastante tranquilo. Continuación del trabajo en SES, vida en Trier, y amigos repartidos entre Trier y Luxemburgo. Y entretanto, viajes, conciertos, actividades, visitas … y quizá alguna podría ser la vuestra!!!





Auf wiedersehen

23 12 2009

11 meses. 334 días. El 23 de Enero salí de la T4 con destino a Luxemburgo. Con un billete de avión, dinero, la ilusión de la experiencia currando fuera, y poco más. Pero también un tanto acojonado, sin casa y ni siquiera conociendo como sería el lugar al que había decidido irme a vivir: Trier.

Disfruté el trabajo, conocí gente, conseguí un techo donde vivir, viajé todo lo que pude. Y todo ello con la gente a la que voy a dedicar el último post del blog. Sí, porque el blog se acaba con este post. Tengo que terminar la guía de Luxemburgo, pero eso es otra historia…

Realmente no se por quién empezar. Quizá por la gente con la que más momentos he compartido a lo largo del año. Con Rafa y Marián, que aparte de chuparnos marrones en el curro, se han portado como amigos fuera del mismo, ayudándome en todo lo que he necesitado, desde alquilar un coche hasta ofrecerme su casa cuando estuve a punto de quedarme en la calle. También Sandra y Susana, a las que les he contado todas mis historias y me han aguantado.Susi además ha hecho de traductora oficial de alemán jejeje. Y también Carlos, Quique, José, Luis, Fran, etc… en fin, a toda la Spanish Mafia, así da gusto ir a currar…

Luego también a toda la gente que ha venido a visitarme: Javi, porque antes de yo llegara Luxemburgo, él ya estaba esperándome en la Gare. Montse, Maite, Oliver, Oscar “Tomorrow by tomorrow”, y Alberto, porque protagonizaron la visita más masiva, llegando a dormir hasta 7 personas en dos habitaciones.  Mis primas Cristina y Marta, con el respectivo Jesús, porque le echaron un par y se plantaron en Trier. Pablo y Edu, porque aprovecharon y se vinieron en plenas Navidades con la fresca que hace aquí. Y también a Noé, que hizo una visita relámpago a Trier!!!

A algunos de mis vecinos. A Nil, es una pena que me tenga que ir, no nos ha dado tiempo a ir a Trufa a darlo todo, pero espero que haya otra oportunidad. Y a  Sabine, porque aparte de compartir piso es la única persona alemana con la que tengo amistad.

Y por supuesto, a mi family y a MJ. Han venido cuando han podido, y estas visitas me hacían siempre falta ;-)

¿Y ahora qué? Pues en 2 horas me voy al aeropuerto, de vuelta a España. Y a partir de ahí uno nunca sabe. ¿Volveré? Como turista seguro. A trabajar, ojalá, pero espero que esta vez no sea solo :-D. En el fondo, detrás de esos post de cortarse las venas, de agobios, y de penurias, hay un mogollón de experiencias buenas. Los que me conocen ya se dieron cuenta: Soy un pesimista, y un quejica :-D

Auf wiedersehen! O lo que es lo mismo… hasta la vista!!!!

Auf wiedersehen!!!!





Lo peor de todo…las despedidas

17 12 2009

Hoy justo queda una semana para que regrese definitivamente a España. Y tengo un calendario muy apretado: mañana curro y me despido de Nil, el Viernes hago un viaje relámpago a España a llevar bultos y regreso el Domingo. El Lunes vienen el electricista a renovar la instalación elćtrica y el Martes…. es mi último día de curro Luxemburgués…

Y hoy toca hablar de la peor parte de este tipo de experiencias, y es que no mola nada, pero que absolutamente nada, tener que despedirse de tantos amigos que has ido conociendo durante estos 11 meses.

La primera despedida fue el Sábdo pasado. Cuando quedé con Sabine para beber Calimocho y Cola-bier, quedamos en que el fin de semana que venía Marijose quedaríamos para ir al mercado navideño a tomarnos un vino caliente y despedirnos, y así fue. A las 5 y media de la tarde, aunque aquí antes de las 5 ya es noche cerrada, vinieron a recogernos Sabine y su marido Alex para ir al centro, donde habían quedado con Muni y su novio Johann, un chico ecuatoriano de padre alemán, que llevaba viviendo 10 años en Trier. Fue chulo probar los dos tipos de vino caliente, y tomarse una cerveza en el Coyote, y comentar todo lo vivido durante este año. Fue como una noche de Sábdo más, si no fuese porque había que despedirse. Sabine nos regaló a cada uno de nosotros una seta de la suerte, que la pondré en mi escritorio de Madrid en cuanto llegué. Yo le di una botella de buen vino español, con la advertencia de que ese no servía para preparar calimocho, que ese había que bebérselo solo…

Y la otra despedia fue ayer. Al margen de Rafa, con el comparto despacho y casi mesa de oficina, las personas con las que más tiempo he compartido han sido Sandra y Susana. Siempre me acuerdo del día que llegué. Rafa me las presentó en inglés, pero me dijo “they are spanish”. Y yo en vez de preguntar “¿Sois españolas?” voy y les digo “Are you spanish?”. En fin, un despropósito. Y así, y durante todo este tiempo, compartiendo horas de curro, comidas y cafés, nos hemos reido y soportado mutuamente. El Jueves fue la fiesta de despedida, pero lo que realmente fue una despedida fue el Martes, es decir, ayer. Vinieron tarde, metiendo todos sus bultos en el coche, casi justas para la hora de comer. Nos hicieron comer en un cuarto de hora, porque tenían prisa. Realmente tenían prisa para poder invitarnos a todos los compis a un trozo de tarta y una copa de champagne. El servicio de la copa no tuvo desperdicio. Mientras sacaba las copas del armario, el corcho saió solo y atravesó la bandeja en la que estaba poniendo las copas, con la suerte de que algunas cayeron sobre la bandeja sin romperse. Cuando el champagne estaba servido, Quique las sirvió en plan camarero, con la mala suerte de que se le cayeron algunas, y la bandeja, con el agujero del corcho, empezó a chorrear todo. Pero el tío aguantó el tipo. Este chico vale pa’ tó! Luego brindamos por todo el año compartido…y poco después se fueron. Tenían por delante 6 horas de coche hacía Munich, que es el lugar donde viven…

…estas despedidas no fueron en absoluto tan fáciles como las pinto en el blog. En el primer caso no quería decirle adiós a Sabine y Alex. Aún pienso que sigue siendo su casa, y que van a poder venir cuando quieran, pero es que casi yo también estoy más fuera que dentro. El 23 me largo y quedamos en mantener el contacto, pero esto nunca se sabe. Por mi parte haré el esfuerzo.

…y con Sandra y Susana casi peor. El roce hace el cariño, y de compartir tanto tiempo luego da mogollón de pena que se largasen. Vinieron por nuestro despacho a despedirse, pero estaba yo solo. Antes de irse nos hicimos una foto, la cual sigo esperando :P, y les acompañé hasta la puerta. Luego les dejé ir a despedirse de Nil, pero yo preferí meterme para dentro. Las despedidas nunca serán mi fuerte, así que prefiero quedarme con la sensación de que nos volveremos a ver pronto. Quizá en Luxemburgo, quizá en Trier, o puede que también Barcelona, Girona, Madrid o Munich…

Y mañana tengo otra despedida. Me iré a tomar unas cervezas con Nil, pues es el última día que coincidimos. Luego tocará despedirse de Rafa, Marián, Quique y Carlos…y por último de vosotros…sólo queda una semana de blog!!!! Pero todavía no es el momento de decir  Ooooooooooooooooooooooooooh….





La fiesta de despedida

13 12 2009

No soy el único en largarme a final de año. Sandra y Susana también regresan a casa el próximo Martes, y José no se va, pero se muda de casa. Así que iban a organizar una fiesta de despedida, a la cual me apunté a organizar para estar con la gente y despedirme de todos. Tuvo lugar el Jueves pasado en Luxemburgo, en su casa. Allí estaban citados todos los conocidos, básicamente toda la gente del trabajo. La noche prometía.

Lo primero que hicimos fue ir al Match. Canapés, embutidos, quiche, fruta, chocolate, cervezas, refrescos, vodka y tequila, entre otras cosas, para que no faltase de nada. El mismo día de la fiesta llegamos a eso de las 19:15 a casa, solo una hora antes de la hora en que habíamos dicho a todo el mundo, así que hubo que preparar todo a contrarreloj. Que si metes los canapes y las quiches en el horno, corta la fruta, corta el embutido, corta pan, enfría más cervezas, y preparar los chupitos especiales. Así que sin acabar tuvimos que parar porque todo el mundo había llegado.

En tu fiesta me colé!

La velada transcurrió como se esperaba, entre amigos, cervezas y pinchos, y pasando un buen rato al margen de la rutina del trabajo, aunque a veces cueste desconectar. José se encargó de poner la música a toda leche, y preparar Caipirinhas para todo el que quisiera. Luego les enseñamos la sorpresa…preparamos como postre chupitos de gelatina de vodka. al probarlos parecen agua, no saben a nada, pero luego te pega un fulgor muy serio en la cabeza. Fue una idea original, pero todo el mundo nos dijo que deberíamos haberles echado algo de azúcar. Quizá sí, pero de haberle echado la cebolla que llevaría la gente sería muy seria.

Un globo, dos globos, tres gloooobos!

La velada cotonuó con chupitos de vodka, whisky, cachaça y lo que fuese cayendo. Sandra planeaba venganza sobre José de un día que él emborrachó a ella, así que empezó a darle chupitos de whisky mientras los demas nos los bebíamos de agua. Y él ni se enteraba. Y así pasó,  que tuvimos que subirlo a la cama :-D . Al final la cosa empezó a desvariar un poco con la gente pegando los globos al techo con la electricidad estática, y jugando a la ruleta de chupitos hasta acabar con el tequila. Y así con todo, a la 1:30 la gente se marchó, recogimos y nos fuimos a dormir. Yo me fui al sofá del IKEA que le estoy cogiendo un cariño especial, ya que es la tercera noche que acabo durmiendo allí.

Todos los invitados tuvieron el detllazo de regalarnos una bandera de Luxemburgo firmada por ellos, que vale mil millones de veces más que una firmada por el mismísimo Gran Duque Henri. Mil gracias!!!!

Los anfitriones

Por la mañana, a las 7, con todo el cansancio del mundo, me levanté, y los globos seguían pegados al techo. Me dí una ducha, y esperé a que Susi se preparase para salir. No fue el mejor día de mi vida precisamente, estaba reventado, pero tenía la sensación de que la fiesta había estado muy bien, y también ganas de irme porque MJ venía a verme desde Madrid. Pero al fin y al cabo todo esto quiere decir que ya va siendo hora de regresar a casa, y esto me está empezando a dar mucha pena…








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.